A principios de año una empresa sueca lanzo un anuncio que hacía que el pelo de una mujer volara al pasar un metro para anunciar un shampoo. La idea la han retomado otros creativos pero esta vez con una mejor intención.