Category

Uncategorized

Comercio Móvil

By Marketing, Negocios, Technology, Uncategorized
Imagínate despertar y salir a caminar por la mañana, mientras disfrutas del paseo tu teléfono celular te recuerda que hoy se vencen varias cuentas y que hay dos amigos con cumpleaños. Así que sin perder el tiempo abres la aplicación del banco en tu teléfono inteligente y pagas las cuentas, después abres la aplicación de una librería para comprar y enviar el primer regalo, pero primero revisas las recomendaciones que han hecho los usuarios para seleccionar el libro, ¡hecho el primer regalo!, para el segundo mandas una tarjeta de regalo virtual que compraste en tu tienda en línea favorita y aprovechaste para comprar algún mp3. Tu celular te recuerda que tienes una junta dentro de 2 horas así que ya hay que regresar a casa para preparar todo.

En el camino de regreso, la cafetería de la zona te hace llegar un cupón de descuento para recibir un panecillo gratis en la compra de un café, como estas a media cuadra, aceptas el cupón ya que no crees que puedas preparar el desayuno. Cuando estás pagando te das cuenta de que no traes tu cartera, así que le dices al dependiente que te use tu cuenta celular para cobrarte, escanea un código QR en tu teléfono y listo, sales corriendo para llegar a tiempo a tu junta.

En el trayecto, el GPS de tu teléfono te avisa que la ruta para ir a tu oficina está congestionada, así que cambias de camino para llegar a tiempo. Una vez en junta, olvidaste el USB con la presentación en el auto, así que rápidamente te conectas con tu tablet a un servicio en la nube y la descargas, y usas las tableta para hacer la presentación que es todo un éxito.

Al salir de junta tu pareja te avisa con un mensaje que hoy es el estreno de la película que están esperando, así que mientras comes compras los boletos y reservas los asientos preferidos desde tu celular. Llega la comida, se ve tan deliciosa, que decides fotografiarla y subirla a tus redes sociales donde copias a la cuenta del establecimiento donde te encuentras.

Como compartiste la foto, la cuenta del lugar te regala una código para una cortesía por una bebida y te invita a participar en el concurso para ganarte los boletos de un concierto, como es una banda que te late aceptas y haces check-in en el lugar, al hacerlo te llega a tu correo una invitación a registrarse en la página de la banda para que te avísen de futuros tours.

A estas alturas tus minutos celular se están agotando pero tu operador te avisa que tu saldo disminuye y te pregunta si quieres incrementarlo, dices que si y pides que te cobren la cuenta en tu celular.

Ya no es noticia que los dispositivos móviles está revolucionando nuestras interacciones y la manera de relacionarnos, y así como Internet evolucionó hacia el comercio electrónico, los dispositivos móviles han dado pie para el comercio móvil y todo el potencial que se oculta detrás de una transacción comercial.

Más personales, y en muchos casos, con mayor poder de cómputo que muchos dispositivos en el pasado, los teléfonos celulares y los dispositivos móviles dan nuevas oportunidades a los negocios de establecer, nutrir y mantener las relaciones con sus clientes. Pero al contrario de como se había desarrollado esta relación comercial, donde la empresa dirigía al consumidor, en el comercio móvil, los usuarios ya están muy familiarizados con sus teléfonos y con el comercio electrónico, así que somo los usuarios ahora quienes esperamos que las empresas nos den el servicio que nosotros queremos, cuando nosotros lo queremos.

Este cambio de paradigma abre el camino para convertir una transacción en una interacción.

Desde el punto de vista comercial una relación extendida con el cliente que le brinda más autoservicios, reduce costos y empodera al consumidor, incrementando la retención, las ventas cruzadas y las ventas escalonadas. Sin embargo para que la transacción se convierta en interacción, requiere además intercambio de información, de recompensar a los buenos clientes, de otorgar el servicio sin restricción de horarios o de localidades, y a cambio, obtener información detallada del comportamiento del cliente y de sus opiniones sobre nuestros productos y servicios.

Al día de hoy bancos, tiendas departamentales, pequeños negocios están cambiando los parámetros de su relación con los clientes y empiezan a romper las barreras de lugar, tiempo y procesos con los que siempre han trabajado.

Las compañías que logren ofrecer estos servicios y que le den a los clientes este nuevo poder de compra, seguro disfrutarán del beneficio de una relación mutuamente benéfica y a largo plazo.

[section_title]10 Pasos hacia tu Comercio Móvil.[/section_title]
  1. Desarrolla un caso de negocio. Cuantifica los beneficios. Reducción en costos, incremento de retención, reducción de presupuestos de mercadotecnia, reducción de costos en el servicio a clientes, satisfacción, etc. Al inicio desarrollar un app puede parecer que no cambia tus costos respecto a tu manera habitual de hacer negocio, no descartes este nuevo modelo de negocio y asegurate de haber tomado en cuenta la naturaleza del mismo. Estar siempre conectado, intercambio entre usuarios, difusión personalizada de mensajes, recolección de información hiperenfocada. Etc.
  2. Empieza a recolectar estadísticas para hacer tus decisiones. Por ejemplo, averigua cuantos usuarios ya usan teléfono celular o tablets. Cuantos de ellos ingresan a tu sito web o a tu centro de atención desde sus dispositivos móviles. Después piensa en como podría facilitarles las cosas por medio de autoservicios y otras capacidades de tu aplicación.
  3. Prepárate para los celulares. Si ya empezaste a recabar información, asegurate de empezar a recolectar los números de celular de tus clientes. Haz que tu clientes opten por inscribirse en tus programas de marketing. Adelantar este paso, hace que en cuanto tengas tu estrategia lista puedas hacer la despegar mucho más rápido.
  4. Mejora tus servicios. Esto quiere decir que estés preparado para cambiar de paradigma en todos los puntos de contacto con el cliente. Involucra a los centros de ventas y de atención.
  5. Piensa en grande pero empieza en pequeño. No quieras incorporar todos los servios, ventas y demás proceso de inicio, es mejor ir haciendo mejoras paulatinas mientras vas obteniendo la retro-alimentación de los usuarios. Deja que el éxito de un excelente servicio le abra camino a tu siguiente actualización.
  6. Analiza la competencia, puede que ellos lo estén haciendo mejor.
  7. Identifica tus servicios. Ya que empezaste con un servicio móvil, trata de identificar que otros servicios puedes incorporar después, en este punto la retoalimentación de los usuarios es fundamental, ya que en muchas ocasiones ellos te darán la pauta de lo que esperan de ti.
  8. Selecciona tus canales de comunicación. Hay procesos más simples que otros, así que requieren de un proceso de comunicación más simple. Para ver un balance a lo mejor es suficiente abrir una aplicación que se conecte automáticamente para darme el resultado, pero si estoy validando una garantía seguramente querré hablar con alguien.
  9. No te cases con una sola plataforma, tus clientes no lo están.
  10. No compliques al usuario. Los usuarios quieren que sus teléfonos sean ayudantes que les hagan las cosas más simples y más divertidas. Recuerda que en esto más es menos.